Psicoyoga

Psicoyoga

Las terapias inspiradas en ciertas tradiciones filosófico-espirituales aportan un enfoque liberador del sufrimiento, porque los asuntos existenciales conciernen al alma. El camino del Yoga insiste en la disciplina espiritual y ética para la salud mental y el normal desarrollo de la personalidad. La espiritualidad no puede separarse de la vida. Buscar orientación, guía y bienestar requiere de un terapeuta que integre al cuerpo con la mente y el espíritu. Para ayudar a los demás en sus tribulaciones hay que buscar armonía, equilibrio y sabiduría para uno mismo, ya que debemos mostrar un mínimo de coherencia para trabajar con el dolor y la vulnerabilidad de otros.

Tradicionalmente, la psicología occidental se ha basado en analizar nuestras acciones y nuestra mente, y en verbalizar esos contenidos haciendo hincapié en nuestras debilidades. Es un enfoque que tiene a la patología como protagonista.

El nuevo enfoque de la psicología positiva, en cambio, hace énfasis en algo tan obvio como tener en cuenta los aspectos positivos de la conducta y la cognición, resaltando las fortalezas del ser con absoluta fe en la posibilidad de la sanación. La psicología integral busca explorar y comprender la totalidad del fenómeno humano, abarcando un espectro que va desde el cuerpo y la mente hacia la psiquis y el alma. La psicología del Yoga tiene otras herramientas, trata de expandir la conciencia y conectar con la fuente real de la armonía y felicidad, el espíritu. Todas tienen una raíz común: la contemplación de la vida del alma, la búsqueda de la serenidad y el bienestar.

Son enfoques universalistas que empatizan nuestra conducta con los ritmos de la naturaleza. Se entiende al ser humano como una compleja combinación cuerpo, mente y alma inmortal; considerando siempre la sanación en sus dimensiones física, psicológica y espiritual. Es una visión más holística que despierta la conciencia acerca de la meditación y la oración en la sociedad moderna. Se trata de tomar conciencia de la relación que existe entre nuestro microcosmos y el macrocosmos. No estamos aislados de lo que sucede alrededor: la conflictividad política, social, el cambio climático, los tránsitos planetarios, todo influye en nosotros.

Haridas Chaudhuri, discípulo de Sri Aurobindo y fundador del California Institute of Integral Studies y pionero en la publicación de textos sobre psicología integral en Occidente, desarrolló los conceptos sobre Yoga integral 2. Este Yoga se refiere a la integración completa y dinámica de la personalidad, para lo cual es necesario actualizar la esencia más profunda de la individualidad, el centro único de expresión creativa del Ser. Según Chaudhuri, esta integración tiene lugar a tres niveles diferentes; psicológico, cósmico y existencial.

La primera supone armonizar los conflictos de la personalidad, particularmente entre los impulsos inconscientes y las necesidades instintivas con las dimensiones conscientes de la psiquis, influenciada por el entorno social y cultural. “Para que se produzca la reconciliación entre el impulso y la razón, entre el ello inconsciente y el ego consciente”, dice Chaudhuri, “tenemos que descubrir el Yo Superior, el principio unificador profundo de nuestra existencia”, tradicionalmente excluido de la exploración psicológica.

En el universo no existen entidades aisladas y cerradas, todo es interacción constante; existir es relacionarse. El Yo se comprende como una continuidad psico-cósmica, “un yo-en-el-universo o universo-para-el-yo” (Atman-Brahman). Trascender el ego significa, entonces, comprender la conexión entre la propia armonía y el bienestar de nuestro entorno para comprometernos con la felicidad de toda la familia humana. Así lo manifiesta el mantra samastha loka sukhino bhavantu, cuyo significado es que todos los seres de todos los mundos sean eternamente felices 3 .

«Para que se produzca la reconciliación entre el impulso y la razón, entre el ello inconsciente y el ego consciente tenemos que descubrir el Yo Superior, el principio unificador profundo de nuestra existencia»

Chaudhuri

El último nivel de desarrollo integral del yo consiste en descubrir el espíritu de lo eterno del cual derivan tanto la psiquis como el cosmos. No encontraremos la plenitud si no profundizamos en la atemporalidad del Ser. Sólo desde esta perspectiva -postula Chauduri- podremos realizar la integración total entre la psiquis y el Universo. “Para arribar a la plenitud del Ser debemos ser fieles tanto al cielo como a la tierra, tanto a la eternidad como al tiempo”, postula Chauduri. Es a este nivel de desarrollo que Chauduri denominó la integración existencial.

Hay una conexión entre la búsqueda de Dios y la terapia. Nunca debe imponerse nuestra concepción del mundo o sistemas de valores. El terapeuta ha de respetar a quien solicita ayuda favoreciendo su libertad. Es importante estimular la decisión y evolución personal desde la comprensión. El encuentro con el otro debe encararse sobre la base del amor y no sólo como una aplicación mecánica de técnicas o conceptos.

La función del terapeuta es ayudar al consultante a expresar y tomar conciencia de lo que está buscando realmente. Son innumerables los aspectos positivos de lo espiritual en la psicoterapia, ya que ésta tiene el potencial de llevar a las personas a encontrarse con la dimensión trascendente de su vida. El objetivo debe ser el de promover ser más libre, estimulando la evolución personal con comprensión y auténtica aceptación de la naturaleza de quien pide ayuda.

La psicología tradicional no concibe la relación íntima con el paciente, pero sin empatía y sin amor no se puede ayudar. El encuentro con el otro tiene que ser sobre el concepto del amor. El desapego es la forma máxima de amor y, por lo tanto, no tiene nada que ver con la frialdad o la distancia en las relaciones, mucho menos la relación terapeuta-consultante.

El terapeuta debe respetar la historia del paciente, respetar su historia es respetar su camino del dolor. Un terapeuta espiritual entiende la ley del karma, la elección del alma al momento de encarnar. Por lo tanto, debe observar con respeto la historia de esa persona para ayudarla a aprender a amarse a sí misma.

Los Maestros Espirituales explican que gran parte de los sufrimientos nacen de un falso sentido de valores. Ellos enfatizan la importancia de la reflexión, la meditación y el auto análisis; ser uno y luego dar a otros. Es muy importante que quienes pretendemos ayudar a otros en su reencuentro interno estemos también comprometidos con un camino espiritual, busquemos entender quiénes somos, a dónde vamos, de dónde venimos y cuál es nuestra meta.

Como decía un monje de la Orden de Ramakrishna, la espiritualidad es la única manera en la que el hombre puede encontrar la paz, uniéndose con Dios. La ayuda espiritual es la más elevada que se le puede brindar al hombre. Aquel que la proporciona no sólo beneficia a una persona sino a la humanidad toda. El Yoga es un camino que despierta el poder que yace dormido en nuestro interior. A partir del conocimiento descubierto el sentimiento de necesidad es aniquilado para siempre.

Yoga significa en sánscrito unión, del alma individual con la divinidad. Apunta a la conquista de una salud holística y al florecimiento del amor inegoísta, vitaliza el cuerpo y la mente y expande la conciencia. La meta es la liberación, que significa plena libertad. Esto anima a reverenciar la vida y confiar en las lecciones que ella ofrece con humildad y entrega.

 


 

  1. Texto extraido del libro “Psicoyoga” de Liliana García Vazquez. Galáctica Ediciones, Buenos Aires, Argentina. 2019
  2.  “Yoga Integral”. Haridas Chaudhuri, Ed. Kairos (1992).
  3. Sri Sathya Sai Baba ha popularizado este mantra para el bienestar de toda la humanidad. En sus palabras: “Si rezan de manera desinteresada, no para sí mismos sino para otros, entonces Dios se encargará. Él puede destruir el karma si así lo desea, pero sólo para las plegarias desinteresadas. Esa es la razón por la que Yo enseño a todos que utilicen una oración, no para sí mismos, sino para los demás: Samastha Lokah Sukhino Bhavantu: que todos los seres de todos los mundos sean eternamente felices”.
<a href="https://turevistadeyoga.com/author/lilianagarcia/" target="_self">Liliana García Vázquez</a>

Liliana García Vázquez

Maestra de Yoga, Psicóloga Social y Astróloga. Se dedica a la consulta personal, realiza y seminarios, conferencias, talleres de formación y entrenamiento de grupos en Argentina y otros países sobre el despertar de la conciencia y la liberación de patrones kármicos. Formada en Psicología Positiva y Psicología de la Religión, es además Especialista en Ayurveda (Bircham International University).

Artículos Relacionados

Grandes Maestros del yoga

Grandes Maestros del yoga

En torno a: “El Mensaje bendito” Capítulo VIII (Un homenaje al Dr. Serge Raynaud de la Ferriere) En torno a: “El Mensaje bendito” Capítulo VIII (Un...

Suscríbete a nuestro newsletter

Es gratis !

Suscríbete a nuestro newsletter


Es gratis !


Suscribiéndote a nuestra lista, recibirás noticias con los últimos artículos de nuestros profesionales.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito !

Compartir esto
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad