Bienvenido a Tu Revista de yoga   Click to listen highlighted text! Bienvenido a Tu Revista de yoga

Medicina Tradicional Mexicana, una medicina para curar el cuerpo, el alma y el espíritu

Codice badiano imagen principal

Cuando pienso, leo o escucho acerca de la Medicina Tradicional Mexicana, invariablemente pienso que es un medicina que se requiere estudiar desde diferentes perspectivas, una medicina que durante siglos ha luchado por mantenerse viva, a pesar de la feroz conquista española y de ser víctima de la marginación por parte del sistema de salud predominante, convencido de mirarla a través de sus creencias y su incapacidad para comprenderla e incluso para tener argumentos sólidos para rechazarla; sin embargo y pese al escepticismo de algunos conservadores, nuestra medicina sobrevive y adquiere cada día más valor y reconocimiento.

Por desgracia, no es la única medicina sujeta a la crítica y menosprecio de algunos sectores científicos por todo el mundo, relegándolas a una simple charlatanería, tanto que es común que usen como sinónimos medicina tradicional y medicina alternativa, razón por la que me resulta prudente aclarar dichos significados:

Medicina Tradicional:  La OMS la define como “la suma total del conocimiento, habilidades y prácticas basadas en teorías, las creencias y experiencias indígenas en diversas culturas, sean susceptibles de explicación o no, utilizados en el mantenimiento de la salud, así como la prevención, la diagnosis, la mejora o el tratamiento de la enfermedad física y mental, prácticas transmitidas de generación en generación, sea oralmente o por escrito”.

Hasta aquí como podemos ver la medicina tradicional se refiere a la medicina practicada por una cultura, una región o un país.

Medicina Alternativa:   Son los sistemas de prácticas y cuidados sanitarios que no son parte de la tradición del país y que tampoco forman parte del sistema dominante de salud.
Es por esto que, en México, ejemplos de medicinas alternativas son: Ayurveda, Acupuntura, Auriculoterapia, Micro dosis, Homeopatía, Flores de Bach, Quiropráctica, Naturismo, Iridología, etcétera.

medicina y herbolaria tradicional mexicana

Medicina y herbolaria tradicional mexicana

Otro aspecto que me parece interesante resaltar es que los mismos colonizadores quedaron maravillados con nuestro sistema de salud prehispánico -son muchos los documentos que lo reconocen-, tristemente, el sector médico vivía tan fascinado con su afán de civilizador que rechazó y menospreció nuestra medicina tradicional mexicana acusándola de brujería, hechicería, curanderismo derivado de la ignorancia de la población.

Por fortuna, nuestra medicina tradicional mexicana continuó transmitiéndose de generación en generación y fueron muchas las obras de antropólogos e historiadores donde nos muestran la efectividad y el enorme aporte que nuestra medicina tradicional pudiera hacer a la humanidad.

A pesar de que existen numerosos libros de antropólogos e historiadores, en este artículo sólo haré mención de unos cuantos, comenzando por algunos libros escritos en la  conquista como Historia General de las Cosas de la Nueva España, donde Fray Bernardino de Sahún menciona numerosas plantas medicinales aztecas y zapotecas. Francisco Javier Clavijero en su Historia Antigua de Méjico, aporta una lista de plantas medicinales que pueden ser empleadas incluso en la actualidad. En Historia de las Plantas de la Nueva España de Francisco Hernández, podemos encontrar una grandiosa recopilación de 3076 plantas, que consiguió interrogando a los nativos.

Libellus de Medicinalibus Indorum Herbis, es el primer libro escrito por indígenas que trata sobre plantas medicinales indígenas de América. Fue escrito por Martín de la Cruz, un médico indígena de prestigio, ticitl, a quien el virrey de la Nueva España, Antonio de Mendoza, y su hijo Francisco de Mendoza, proponen que realice un escrito sobre los remedios populares de la localidad. De la Cruz no tenía educación institucional, pero si un gran dominio y experiencia, quedando sus escritos en náhuatl. Más adelante, a este escrito se le conoce como Códice Badiano, debido a la traducción que hace Juan Badiano, un hombre joven nativo de Xochimilco que contaba con conocimientos de medicina tradicional mexicana y con educación institucional. Badiano traduce al latín y se cree que pudo ajustar terminologías para hacerlo comprensible a los españoles.

Códice de La Cruz- Badiano, lámina 34

 

El Códice De la Cruz- Badiano, contiene un catálogo de 244 nombres de plantas medicinales, de las cuales sólo 185 tienen ilustraciones, así como recetas para la atención de numerosos padecimientos organizado por enfermedades y 13 capítulos. Este libro nos permite ver que el sistema médico indígena tiene una clasificación anatómica de las enfermedades de la cabeza a los pies, en donde describe algunas dolencias con el enfoque de la cosmovisión mexica.

Cada padecimiento tiene una ilustración de las plantas que contiene el tratamiento y su nombre en náhuatl, siendo pocas las que cuentan con su nombre en latín, una de las razones por las que el libro no fue bien visto ni aceptado por los médicos españoles.

En la época moderna, encontramos maravillosas obras que destacan por su investigación minuciosa y profesional como en el caso de Alfredo López Austin quien aporta dos maravillosas obras: Medicina Náhuatl y su obra de dos tomos: Cuerpo humano e Ideología, en donde el autor nos acerca al enfoque sobre el cuerpo humano que se tenía en el Anáhuac poco antes de la conquista española, yendo desde su cosmovisión, su anatomía y etnofisiología, su percepción del entorno, la tierra y los cuerpos celestes, el medio ambiente y su correspondencia con el cuerpo.

El Dr. Pablo Moctezuma Barragán en Moctezuma y el Anahuak, nos ofrece una investigación bastante importante no sólo del sistema de salud, sino también de la filosofía, ideología, historia y cosmovisión del Anáhuac.

 

 

Por último, pero no menos importante, me gustaría hablar acerca del Dr. Mario Rojas Alba quien ha escrito la completísima obra en dos tomos Tratado de Medicina Tradicional Mexicana, en la cual se da a la laboriosa tarea de dar a conocer nuestra medicina tradicional mexicana desde un enfoque integral que comienza desde la historia de la medicina, teorías de base que nos ayudan a comprenderla desde un enfoque más científico, hasta su parte mística.

El carácter integrador de la Medicina Tradicional Mexicana.

Le llamo medicina integral porque concibe al paciente como un ser total y no como un cuerpo físico, como órganos por separado, sino como una totalidad.

Una medicina que considera que el principal origen de los padecimientos, es derivado de múltiples factores, que clasifica de formas diferentes los padecimientos, donde el origen puede resultar de agentes sociales, religiosos o sobrenaturales, pues es una medicina en la que existe una relación entre el micro y macrocosmos, donde los astros, las estaciones del año y el clima tienen una correspondencia con diferentes partes del cuerpo humano, es decir, lo que vemos afuera, lo podemos ver adentro.

En algunos códices se puede ver esta relación de correspondencia, el ejemplo más claro es la lámina 73 del Códice Vaticano Ríos en la que aparece la figura de un hombre desnudo, con los brazos extendidos en cruz y las palmas de las manos dirigidas hacia adelante, mostrando la correspondencia de cada parte del cuerpo con los signos de los días del calendario:

 

Medicina Tradicional Mexicana

Medicina Tradicional Mexicana

 

Además de la correspondencia del micro con el macro cosmos, también contempla otros aspectos:

Frío y Calor
Divide los alimentos en fríos y calientes, los alimentos que se producen en climas templados o fríos favorecen que desarrollen la cualidad de alimento frío y aquellos que se producen en climas tropicales o cálidos, favorecen la cualidad de alimento caliente, sin decir que el clima sea un factor absoluto, otros factores que pueden influir son la estación en la que se produce, la cantidad de carbohidratos, ácidos y grasas que contiene, siendo calientes aquellos que los contienen en mayor cantidad. Incluso el tipo de vitaminas, minerales, entre otros son factores que influyen para determinar la naturaleza fría o caliente.

Una dieta desequilibrada donde se consume de forma excesiva alimentos ya sea fríos o calientes puede dar origen a enfermedades frías o calientes. Por ejemplo, la intoxicación estomacal o el hervor de sangre son padecimientos calientes, decir que “me entró un aire por la espalda” sería un padecimiento frío.

La sangre
Representa la fuerza vital y según las características de su espesor, color y volumen, puede determinar el estado de salud de un individuo. Su función es mantenerte vivo y es la que hace que crezcamos, también nos da fuerza; por tanto, un cambio en su densidad era alarmante y se dividía en: sangre buena (sana), sangre gruesa (espesa, oscura, poco saludable), sangre delgada (rosada, muy líquida, representa debilidad, poca resistencia a enfermedades).

El aire
Es considerado como otra sangre que recorre el cuerpo para mantenerlo con vida, pero también existe mal aire que causa enfermedades al introducirse al cuerpo, algunas veces porque en este mal aire viajan entidades dañinas, otros malos aires se generan por tener una vida sexual muy promiscua y, por último, un cuerpo muerto emite también un aire dañino.

La mirada
La medicina tradicional mexicana considera la mirada como una irradiación de energía luminosa y cálida que proviene de los ojos, pero al requerir al menos de dos personas para su interacción (emisor y receptor), adquieren algunas diferencias: mirada fuerte, vista pesada, penetrante, etcétera. De dicha interacción es que surge el llamado mal de ojo.

Los padecimientos del alma
Existen enfermedades en el alma como susto, espanto, pérdida de tonalli, entre otros, que pueden provocar daños en la salud y que pueden tener causas físicas o sobrenaturales.

Los centros anímicos
En muchas culturas se reconocen ciertos puntos o zonas en el cuerpo donde se asienta una concentración de energía, como en el caso del hinduismo con los chakras, en la medicina tradicional mexicana, se reconocen estos centros anímicos como una parte del organismo humano en la que existe una concentración de fuerza y sustancia vital que dan vida y movimiento al cuerpo y le permiten realizar las funciones psíquicas, de los cuales mencionaré doce: tonal (irradiación contenida en el cuerpo), yollo (corazón), elli (hígado), a (mollera), cua (parte superior de la cabeza), tzon (cabello), ihio (aliento), ix (ojo o rostro), nacaz (oreja), xic (ombligo), cuitla (excremento) y tlail o tlael (excremento), el desequilibrio en uno de dichos centros puede producir una alteración en el estado de salud.

Aún existen muchos temas dentro de la medicina tradicional mexicana como el temazcal, por ejemplo, pero resulta imposible abarcar todos en un sólo artículo. En próximas entregas, profundizaré un poco más en algunos.

Con esta breve revisión de la medicina tradicional mexicana, podemos ver que no es una medicina que se pueda comprender con un enfoque de “científico civilizador”, sino que requiere de una mente abierta, capaz de aventurarse sin expectativas ni limitaciones a su estudio, una medicina que puede ofrecernos alternativas diferentes que en muchos casos ha demostrado ser muy efectiva y capaz de mejorar la calidad de vida del individuo no sólo en su cuerpo físico, sino que también en sus aspectos mentales, psíquicos y espirituales.

Valdría la pena trabajar con ella de la mano con otras medicinas, en estos tiempos donde cada vez se hace una mayor conciencia a la población de la necesidad de ser incluyentes, nuestra medicina tradicional mexicana y todas nuestras tradiciones en general, debieran ser tomadas en cuenta como parte de esta revolución (¿o evolución?) paradigmática en aras de una comprensión holística, cuando no sistemática, de la salud, con mayor sentido humanista, en equilibrio con el ecosistema y en última instancia mágico en su sentido más simbólico y transpersonal.

 

 

<a href="https://turevistadeyoga.com/author/adrianasantiesteban/" target="_self">Adriana Santiesteban</a>

Adriana Santiesteban

Soy Adriana Santiesteban asesora especialista en Terapias Alternativas y Naturales con más de 10 años de experiencia. Me he especializado en Herbolaria Y Naturismo, entre otras terapias y técnicas que pueden ayudarte a mejorar tu salud y tu vida en general.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Es gratis !

Suscríbete a nuestro newsletter


Es gratis !


Suscribiéndote a nuestra lista, recibirás noticias con los últimos artículos de nuestros profesionales.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito !

Compartir esto
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Click to listen highlighted text!