Bienvenido a Tu Revista de yoga   Click to listen highlighted text! Bienvenido a Tu Revista de yoga

Del miedo nace la violencia

Del miedo nace la violencia

Hay tres casos en que la madre no puede hacer nada por el hijo, ni el hijo puede hacerlo por la madre. Se trata de la desgracia del fuego, de la desgracia del agua y de la desgracia del robo. Pero aún en estos casos ´puede suceder que hijo y madre se ayuden.

En cambio, hay tres casos en que ni la madre puede salvar al hijo, ni el hijo puede salvar a la madre. Y estos son la enfermedad, la vejez y la muerte.
Pasiones mundanas | III La vida del Hombre pág. 93 | La Enseñanza de Buda Bukkyo Dendo Kyokay

A muchas personas puede sonarles extraño que del miedo nace la violencia, sin embargo, hoy veremos como esta emoción, nos afecta cuando sobrepasa los limites de lo tolerable en nuestras vidas, arruinando no solo nuestras vidas sino las de otras personas.

La influencia del entorno en nuestras emociones

La pandemia actual, ha generado cambios súbitos e importantes en nuestro comportamiento y uno de ellos es el miedo. La manera de comportarnos frente a esta crisis, tiene impacto sobre nuestro bienestar físico mental, emocional y el de los otros incluyendo las relaciones familiares, vecinos, amigos y compañeros de trabajo.

Estamos viviendo una situación de emergencia desconocida para nosotros, el confinamiento que nos obliga la pandemia nos afecta y estresa por el aislamiento, la preocupación por nuestros familiares y amigos, el posible contagio del virus y el miedo a la enfermedad.

Al estar en casa y aunque parezca que tenemos más tiempo, la realidad es que este se divide en muchas tareas, el Home Office, las labores del hogar, los hijos con clases en línea, las tareas de la escuela, buscar actividades recreativas para evitar el hastío que también ha derivado en alto consumo de alcohol, generando de por si a esta tensa situación, violencia intrafamiliar.

Y aunque al principio parecía que podíamos organizarnos, conforme pasan los días podemos vernos desbordados sin saber cómo afrontar los tiempos venideros sin que nos alcance el miedo. Se suma nuestra propia vivencia emocional de la situación, con la incertidumbre del tiempo que nos queda por delante, nuestra preocupación ante la salud sumándose otros factores como la inseguridad económica, el distanciamiento y/o aislamiento social voluntario y la presencia de cuarentenas obligatorias, la desinformación ante la realidad de la situación, generando ambientes hostiles en los hogares donde el miedo a la enfermedad, inseguridad laboral y gastos desbordados derivan en todo tipo de violencia desde la emocional hasta la económica.

En busca de un equilibrio saludable nos vemos obligados a manejar nuestras propias emociones, incluso querer cargar todo lo que nos rodea para mitigar la angustia de nuestros padres, hijos, familiares y amigos, todo esto supone un esfuerzo que no siempre logramos cumplir.

Las enseñanzas del budha

Las enseñanzas de Buda como herramienta de apoyo emocional

En estos momentos, es importante el acompañamiento, estar atentos y abiertos cuando se necesiten expresar sus emociones y situaciones que estén viviendo, para mi es importante ayudar proporcionando alguna herramienta que brinde apoyo emocional y mental, como lo son las enseñanzas de Buda, que nos ayuden a crear entornos afectuosos primero para nuestra mente, dándonos quietud en los pensamientos, ya sea a través del adiestramiento mental que nos brinda la meditación, la entonación de mantras, las lectura que al cultivar conocimiento siguiendo las enseñanzas sobre la naturaleza de las cosas, nos llevan a aceptar la realidad y poder hacerles frente, creando espacios de calma en nuestro interior.

Este es un trabajo personal que puede favorecer a nuestros entornos con relaciones amables primero hacia nosotros mismos y después hacia lo demás, sabiendo que solo puedes dar un poco de paz interior ante las situaciones que nos generan miedo como la incertidumbre económica, el contagio, el aislamiento aunándose al miedo a la enfermedad, vejez y la muerte.

  • Buda nos aconseja recitar los cinco recordatorios cada día. Este es el corazón de las enseñanzas de Buda
  • Por mi naturaleza estoy destinado a envejecer. No hay forma de huir del envejecimiento.
  • Por mi naturaleza estoy destinado a caer enfermo. No hay forma de huir de la enfermedad.
  • Por mi naturaleza estoy destinado a morir. No hay forma de huir de la muerte.
  • Todo cuanto quiero y las personas que amo tiene la naturaleza del cambio. No hay forma de evitar tener que separarme de ello.

Mis acciones son lo único que realmente me pertenece. No puedo huir de las consecuencias de mis acciones, ellas son la base que me soportan.

<a href="https://turevistadeyoga.com/author/carmencastillo/" target="_self">Carmen Castillo</a>

Carmen Castillo

Liciencianda en Educación Familiar y titulada por el Instituto de Enlaces Educativos A.C. de Ciudad de México, Terapeuta Holística Corporal y Servicios de SPA Junior, Certificada por el Colegio Mexicano de Masaje, Es Instructora de Yoga, certificada por AIYY Asociación Internacional de Yoga y Yoghismo A.C.

Artículos Relacionados

Suscríbete a nuestro newsletter

Es gratis !

Suscríbete a nuestro newsletter


Es gratis !


Suscribiéndote a nuestra lista, recibirás noticias con los últimos artículos de nuestros profesionales.

Política de privacidad

Te has suscrito con éxito !

Compartir esto
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad
Click to listen highlighted text!